Residuo 0
Reto: Mi basura de 30 días

Hace unos días, pasando el rato por Youtube, vi un vídeo de una chica que intentó no generar basura durante 30 días (I Tried To Make Zero Trash For 30 Days). Luego el video me dejó pensando que si todas las personas hicieran algo así, sin duda se reducirían enormemente la basura que se producen a nivel mundial. No solo por el reto en sí, sino que segurísimo, muchos se darían cuenta de la importancia de consumir de forma consciente y responsable y se sumarían a la “revolución del zero waste”.

Lo que me dejó aún más pensativa, fue que en cierta forma me vi reflejada a mí misma, en mi casa y con nuestra basura (nuestra, porque no vivo sola). Viendo hoy la forma en que consumo y la basura que genero, es absolutamente innegable el cambio tan grande que he dado en los últimos años, pero aún así, me gusta pensar que siempre se puede cambiar y sobretodo: ¡mejorar!

Por eso, decidí retarme a mí misma, o quizás “retarme” no sea el término correcto… voy a documentar mis consumos, la basura y residuos que produzco durante todo un mes.

Para entendernos un poquito mejor, hablemos de la diferencia entre basura y residuos

Diría que en términos prácticos es lo mismo, sin embargo, son 2 cosas muy diferentes:

Residuos: los restos que aún tienen algún tipo de aprovechamiento, bien sea para reciclar, reusar, reaprovechar, etc.

Basura: los desechos a los que ya no se les puede dar otro uso. No pueden ser reciclados, reusados o reaprovechados y que por lo tanto, hay que eliminar.

Aunque en el título hablo de basura, voy a documentarlo todo: basura y residuos. Gracias a las fotos, se podrá apreciar mejor la diferencia entre uno y otro y nuestra situación con cada uno.

¿Por qué quiero hacer esto?

Como mencioné antes, mi basura y mis residuos (sí, ambos) han disminuido muchísimo, y ¿cómo no? si es que es que mi forma de comprar, de consumir y de alimentarme es totalmente diferente de como lo era hace unos 5 años y creo que si me fijo más de cerca en mis hábitos y miro con mayor detenimiento, aún podrían ser menos y eso me parece ¡lo máximo!

Todos los días se aprende algo nuevo y es a la vez una oportunidad para replantearse lo que hacemos y mejorar. Para mejorar y avanzar es necesario ser conscientes de lo que hacemos, o no hacemos. Sólo después de ese despertar es que viene el cambio.

¿Cómo lo voy a hacer?

Voy a seguir viviendo mi vida de la forma que lo hago usualmente, con todas las mejoras y cambios que he adoptado en los últimos años. Aplicando las típicas R siempre que se pueda, sobretodo: Rechazar (por encima de todo), reducir, reutilizar… (y unas cuantas más).

La idea es documentar durante 30 días las cosas que compro, y cada cosa de basura y residuos que produzco. Algo en lo que quiero hacer  mucho énfasis es que durante ese tiempo no voy a cambiar nada de lo que hago, para que “el resultado” no se vea alterado. Los cambios (de ser necesarios) vendrán luego de esos 30 días.

Otro aspecto importante es el hecho de que no vivo sola, somos 2 personas, un perro y un gato. Así que durante todo el mes de abril, voy a documentar mis compras, basura y residuos, las referente a mis mascotas y las de David (dentro de casa, fuera de casa está fuera de mi alcance). Finalizado ese tiempo podré hacer un “análisis” de cuál es la situación y en qué áreas se puede mejorar.

Te mantendré al tanto y publicaré una nueva entrada con mis conclusiones finales. Te animo enormemente a que te retes a ti misma, intenta de reducir tus residuos o documenta tus consumos, toma fotos de tu basura… ¡En serio! a veces no nos damos cuenta inmediatamente de las cosas que hacemos. Es como cuando alguien te dice por ejemplo, que te sientas con mala postura y haces caso omiso, hasta que un día ves una foto o un vídeo de ti misma y ahí es cuando te das cuenta y quisieras haberlo notado antes.

¿Qué me dices? ¿me acompañas durante esos 30 días y lo hacemos juntos? 🙂  #mibasurade30días

Deja un comentario