Animales
Por qué estoy a favor de castrar animales

¿Por qué nos empeñamos en reproducir ciertos animales de forma descontrolada mientras que a otros, los llevamos al borde de la extinción?

Hace 10 días hubo en Calahorra una jornada de adopción a cargo de Red Ayuda Animal, eso me motivo a escribir sobre este tema que desde hace tiempo quería hablar.

Nos guste o no…

Miles o millones de perros y gatos son abandonados y sacrificados cada año, y una de las principales causas es la cría incontrolada y problemas de agresividad en los animales.

No todos los animales abandonados acaban en refugios o con la suerte de en ser encontrados por algún proteccionista, muchos son abandonados fríamente, pasan hambre, se enferman, a veces son encontrados por malas personas o simplemente acaban atropellados durante su odisea de perseguir el rastro de su dueño.

Los que acaban en refugios puede que tengan la suerte de conseguir una buena familia que les brinde un hogar para toda su vida, pero otros no corren con la misma suerte… algunos van de casa en casa y otros no llegan a conocer más que ese refugio.
Restatado

Pero como todo, está en nuestras manos el evitar que esto suceda… y eso es algo ¡maravilloso! porque significa que ¡hay una solución!

¿Cuál es la solución?

La castración (extirpación de testículos en machos, extirpación de ovarios y útero en hembras) es una operación quirúrgica rutinaria de muy bajo riesgo que puede realizarse a partir de los 6 meses de edad y es recomendable hacerla entre los 6 y 8 meses, aunque también se puede realizar más adelante.

Creo que cuando hablamos de castrar a un animal, la opinión de las personas tiende a ser blanco o negro… no hay matices, lo cual lo hace un poco complicado y lo convierte en un tema un tanto controversial, por eso me parecía importante escribir sobre ello. Y espero que tras leer estas líneas, tengas una opinión positiva al respecto.

Beneficios de la castración

1. La castración influye directamente sobre las hormonas del animal, eliminando testosterona en los machos y progesterona en las hembras. Esto les elimina por completo la capacidad reproductiva, lo que reduce enormemente la cantidad de perros y gatos que cada día acaban en estado de abandono.
2. En el caso de los machos, al eliminar su principal fuente de testosterona, se reduce significativamente el nivel de agresión macho-macho y hacia humanos.
3. Previene el comportamiento de monta, si se hace a temprana edad.
4. Reduce el estar levantando la patita (en machos) por todos lados para marcar la orina.
5. En el caso de las hembras, disminuye el riesgo de tumores mamarios, común en hembras mayores. También puede prevenir y curar tumores de ovarios.
6. Elimina la posibilidad de embarazos psicológicos, lo que puede ocasionar inflamación de las glándulas mamarias y abscesos.
7. En el caso de los machos, también es considerada una operación curativa y preventiva para los tumores de testículos y otras enfermedades de la próstata.

Mucha gente tiende a pensar que los animales tienen una tendencia a engordar tras la castración, pero hay que estar claros que la obesidad es un desorden nutricional que a veces puede estar ligado a otras enfermedades así como también puede ser consecuencia de una mala alimentación.

Sí, es cierto que la castración puede abrir más el apetito, pero hay que ser conscientes de que nosotros somos responsables de los cuidados y salud de nuestra mascota y depende completamente de nosotros el controlar las cantidades adecuadas que ellos deben de comer. Si yo le dejara a Nico su saco de 15Kg de comida a total disposición, estoy segura de que comería mucho más que su ración de media taza, comería hasta más no poder. Por eso depende de nosotros velar porque lleven un estilo de vida saludable: comer sano (proporciones adecuadas) y hacer ejercicio regularmente.

Nuestra experiencia…

Yo puedo hablar por nuestra experiencia con Nico, quien fue castrado a los 6 meses tras la recomendación de nuestra entrenadora y después de investigar, nosotros también nos convencimos. Su operación fue doble porque también se aprovechó para quitarle una hernia umbilical, a pesar de todos nuestros cuidados, Nico no se quedaba quieto y se escapaba para ir a jugar y hacer huecos en la tierra… aún así, no hubo ningún problema y ¡todo salió bien!

Nico al día siguiente de la castración

Nico no ha tenido problemas de agresividad hacia otros perros ni hacia personas. Su salud siempre ha sido óptima, el único problema que tuvo (muy de cachorrito) fue de irritaciones en la piel y se las curamos con aloe. Tampoco ha tenido problemas de sobrepeso, siempre hemos estado muy pendientes de controlar sus raciones de comida, y al ser un perro altamente activo, en épocas de mucha actividad incluso le aumentamos la ración (y él ¡feliz!).

Nico tiene 5 años, y hace más o menos un año fue que comenzó a levantar la pata aunque casi siempre hace pipí agachado, de vez en cuando la levanta con el fin de “marcar” y lo hace con muuuucha menos frecuencia que los perros no castrados que nosotros conocemos.

También tuvimos una perra, Molly, la adoptamos de 5 años y había sido operada poco tiempo antes.

Molly

Ella sí tenía problemas de agresividad, pero… hay que tomar en cuenta 2 factores importantes:

1. Fue operada ya de adulta.
2. Si bien la operación disminuye la agresividad, también existen factores ambientales, psicológicos, de crianza y de aprendizaje.

Mientras que Chester, el perro de mi hermano, fue castrado por problemas de salud, la operación fue un éxito a sus 11 años de edad ¡todo un campeón! A él parece que nadie le hubiera informado de que ya no tiene bolitas jeje, pues sigue intentando montar a personas, perros y juguetes… ese es uno de los motivos por lo cual se recomienda operarlos de cachorros.

Chester

Así que si me preguntan a mi si la castración es éticamente correcta, yo creo que sí desde todo punto de vista:
 Prevención de enfermedades.
 Prevención de accidentes, porque si mi perro está castrado no se va a sentir atraído por una perra en celo ni va a salir corriendo por la calle detrás de ella. O porque sé que si tengo una perra no tengo que “someterla a cuarentena” para evitar posibles montas no deseadas.
 Reducción de agresividad.
 Prevención y reducción de animales abandonados.

Quizás a estas alturas aún te preguntes ¿debería castrar a mi perro o gato? la verdad, es que nada ni nadie puede convencerte de castrar a tu mascota, debes convencerte por ti mismo y sin duda, creo que hablar con tu veterinario e informarte ampliamente sobre el tema, te puede ayudar.

Solo te pido que, con o sin castración, sé un dueño responsable y no permitas la reproducción descontrolada, porque la verdad es que aunque siempre hay quien quiere un perrito o un gatito, luego son pocos los que realmente están dispuestos a asumir el compromiso que conlleva.

Y si más bien te estás planteando el tener mascota, piensa que adoptar es la opción más responsable.

¡Adopta, no compres! evita fomentar la cría y la compra, mejor pásate por un refugio o protectora local, porque aunque la adopción no es una solución ante la cría incontrolada y el abandono, es una medida simultánea junto con la castración.

¿Tú qué opinas de la castración? ¿tienes alguna duda con la que te pueda ayudar? ¡Hablémos!

Deja un comentario