Huerto
Huerto urbano ecológico: Guía práctica

Desde mi punto de vista, hablar de un huerto ecológico se trata de elegir si queremos trabajar con la naturaleza, en equipo, o en contra de ella, perjudicándola. Soy fiel creyente de que podemos aprovechar sus frutos sin necesidad de dañar la tierra, ni la vida de su entorno.

La naturaleza ya tiene de por si métodos 100% efectivos para controlar plagas, enfermedades y mantener un equilibrio vital. Mientras que al usar venenos, porque es que no puede llamarse de otra forma, estamos matando a seres vivos que pueden ser beneficios para el huerto, como pájaros, erizos, abejas y muchos otros. ¿Vale la pena? no me parece. Poner en riesgo a otras especies para mi “beneficio”, nunca valdrá la pena.

Para mi es tan simple como que, yo no expondría a mis plantas o a Nico (mi perro) a sustancias a las que no me expondría a mi misma. Si no me lo hago a mi, ¿por qué hacérselo a otro ser vivo?

Si tienes un huerto urbano, o un jardín, bien sea externo o de apartamento, ya estás un pasito más allá, y eso me hace pensar que te importa el planeta y tu salud, por eso preparé una guía práctica para ayudarte a tener un huerto urbano ecológico:

¿Cómo puedo mantener un huerto urbano ecológico?

Empieza poquito a poco, no tengas más de lo que puedas manejar.
Conoce tu huerto urbano, los tipos de plantas y sus requerimientos.
Abona tus plantas cada primavera o tan seguido como lo necesiten.
Vigila la salud de tus plantas, si sufren de alguna enfermedad o si están siendo atacadas por algún tipo de plaga. Actuar temprano puede ser vital, además de que es recomendable comenzar con remedios o soluciones suaves e ir aumentando poco a poco según sea necesario.

planta de ajo enferma de roya

¿Por qué ecológico?

Las sustancias químicas utilizadas en la agricultura son muy tóxicas, no es por nada que se ve a los agricultores utilizando esa especie de traje espacial, exponerse a ellas es un riesgo para la salud y al ser absorbido por las plantas, inevitablemente, tú también estarás exponiendo a tu cuerpo a ellas cada vez que las comas.

Tener un huerto urbano ecológico te garantiza alimentos de mayor calidad , además de ser beneficioso para tu salud es la forma correcta de trabajar la tierra.

Tener tu huerto urbano libre de químicos es una manera de ayudar al planeta. Cuando se aplican sustancias químicas, se contaminan los suelos, las aguas y ponemos en peligro nuestra bio-diversidad.

Puedes compartir tus cosechas con familias y amigos y es una forma de esparcir la semillita del cambio, para que el consumo ecológico sea adoptado como algo regular.

La naturaleza es sabia, existen muchos métodos naturales que nos pueden ayudar a combatir plagas y enfermedades, solo es cuestión de informarse correctamente, aprender y poner en práctica esos conocimientos.

Al tener un huerto urbano ecológico, podrás albergar una variedad de vida silvestre que puede ayudar naturalmente a combatir plagas y a mantener la salud de tus plantas. Además de ser una forma de ahorrar dinero y de tener naturaleza y belleza cerca de ti. Tener un jardín o un huerto que es visitado regularmente por pájaros e insectos, puede contribuir enormemente a mantener la estabilidad ecológica.

Algunos controles de plagas que recomiendo:

Contra el pulgón:

Mariquitas o coquitos, forman parte de la lucha biológica (insectos que comen otros insectos), son especialmente recomendables para infestaciones de pulgones y además, ¡son de lo más bonitas! ¿verdad? ♥

mariquita

Infusión de ajo, también contra el pulgón. Ya la había mencionado en esta entrada, solo asegúrate de no aplicar demasiado. Yo personalmente prefiero rociar solo la cantidad necesaria durante varios días seguidos hasta asegurarme de no tener más pulgones.

Contra las babosas y caracoles:

Cáscaras de huevo, rómpelas en trocitos y esparce alrededor de las plantas. Al parecer, las babosas y los caracoles las ven pensando: “¡oh, no! ¡vidrios! ¡me corto!…” y entonces ya no pasan por ahí. Es una forma de crear una barrera contra las plagas que van por el suelo. De esta forma puedes ahuyentar animales sin matarlos ya que simplemente buscarán ir hacia plantas con mejor acceso.

Lo bueno de esto es que luego no necesitas recoger las cáscaras, van muy bien para la mayoría de las plantas por ser ricas en calcio. Solo te recomiendo cubrir con un poco de tierra, ya que que a los pájaros sí que les gustan las cáscaras de huevos y más de uno se puede sentir atraído hacia tus cosechas.

Caracol de jardín

Cerveza, basta con poner un poquito en un platito  o en tapas de recipientes y dejarlas en la zona donde crees que hay babosas, es mejor si puedes enterrar un poco el platito a modo de crear una especie de piscina. A las babosas les gusta salir por la noche, por la mañana las conseguirás flotando en el platito. Lamentablemente esto tiende a matarlas de la borrachera, pero por lo menos no es tortura animal, como sería echarles sal.

También te comento que a los erizos de tierra les gusta comer babosas, te lo digo por si tienes alguno en tu huerto o jardín. Por su parte, las lombrices tienen la importante misión de fabricar compost y de airear la tierra (más eficazmente de lo que tú lo harías), ellas se comen la materia orgánica mientras circulan entre ella y luego la expulsan en forma de nutrientes.

Hasta ahora, estos son los problemas que se nos han ido presentando y así los hemos resuelto. ¡Y ya! esos son los consejos que te puedo dar, basándome en mi experiencia, ha sido un poquito de suerte mezclado con ensayo y error.

Sé que aún nos queda mucho por aprender pero al menos ahora que estamos en España, el clima juega a nuestro favor.

¿Tienes algún tip que quieras compartir?… ¡cuéntamelo en los comentarios!


Las fotos de los animales las saqué de aquí (imagen de la mariquita by Timo Vijn / imagen del caracol by Daria Nepriakhina).

Deja un comentario