Alternativas
Crema hidratante casera

Ya te había contado aquí, aquí y aquí cómo el cambiarme a alternativas naturales me ayudó a mejorar significativamene mi salud o sobretodo, mis alérgias. Y claro, reducir enormemente la cantidad de residuos que produzco y saber que mi dinero no contibuyé al testeo en animales.

Esta receta ha sido producto de experimentación – en mi misma ¡obvio! jamás en animales – hasta llegar a este resultado que ¡me encanta!

Primero que todo quiero comentarte unas cositas sobre esta crema:

1. Procura utilizar utilensios bien limpios (siempre que hagas tus propios productos).

2. Lava bien el aloe y asegúrate de quitar el líquido amarillo que tiende a botar en la parte inferior. Ese líquido puede ocasionar que se oxide más rápido o que coja un poquito de olor.

3. Etiqueta tu crema… ponle le fecha de elaboración, y así podrás tener mayor control de cuánto tiempo te dura y la vida útil de la crema en sí.

4. Si vas a tardar mucho en usarla, te recomiendo que hagas en cantidades pequeñas o que la refrigeres. Yo prefiero hacer cantidades pequeñas o repartir en varios frasquitos, dejo fuera solo la que voy usando y el resto en la nevera, y una vez que acabo con una, saco otra.

Te dejo el video, y más abajo, los ingredientes con el paso a paso…

Ingredientes:
•  
80g de aceite de coco y manteca de karité (no es obligatorio que sean 40gr de cada uno, puedes ponerlo a ojo o poner más de uno u otro según prefieras)
• 
 20g de pulpa de aloe vera (el cristal)
• 
 Opcional: 4-6 gotitas de vitamina E

Instrucciones:
1.
Lava bien las pencas de aloe y extrae la pulpa. Procesa completamente hasta que ya no queden trocitos.
2. Pon el aceite del coco y la manteca de karité a calentar en baño de María hasta que ambos derritan completamente.
3. Procesa todo junto y refrigerapor unos 20-30 minutos para que endurezca un poco.
4. Pasado el tiempo, retira de la nevera y asegúrate de quetenga un aspecto más cremoso, pero no sólido.
5. Vuelve a batir todo hasta que quede con consistencia de crema.
6. 
Vierte en un recipiente, marca la fecha y úsa para hidratar todo cuerpo.

Recuerda que el secreto para una piel bonita, suave y sana va mucho más allá de la crema y productos de uso externo que pongamos en nuestra piel. Lo más importante es comer sano, muchas frutas y verduras, evitar los refrescos, el alcohol, el azúcar y los alimentos altamente procesados. También es importante tomar mucha agua para mantenernos bien hidratados y hacer ejercicio para sudar y explusar toxinas.

¿Qué te pareció la receta? ¡Déjame tus comentarios! 🙂

Deja un comentario